¿Qué modelo de monitor para fotografia comprar?

En el momento de tomar una decisión acerca de la compra de un monitor hemos de tener en cuenta varios factores, unos obvios y otros no tanto. El precio y tamaño del monitor serían uno de los primeros así como el uso que pretendemos darle al monitor, mientras que dentro de los segundos encontraríamos puntos como las conexiones del equipo al que pensamos conectarlo o si queremos adquirir un conjunto que incluya otros elementos como visera o calibrador.

Sobre el calibrador, cabe tener en cuenta que todos los monitores son susceptibles de ser calibrados si bien el resultado de la calibración vendrá condicionado en gran medida por el rendimiento del monitor y su ajustabilidad. Un elemento clave que nos permite empezar a concretar qué gama puede resultar más adecuada es la relativa a la cobertura de color: sRGB o AdobeRGB, adecuadas para uso general o específico para artes gráficas, respectivamente.

Como monitores de uso general encontramos la serie FlexScan en Eizo y la serie MultiSync EA en NEC, monitores con panel IPS y gamut estándar (sRGB) que ofrecen una buena relación calidad precio si bien no cuentan a nivel de electrónica interna con funciones específicas para optimizar la reproducción de color. Combinados con un calibrador pueden considerarse una opción adecuada, con un flujo de trabajo simplificado respecto a un monitor de gamut amplio.

Monitor NEC MultiSync EA231WMiNEC MultiSync EA244WMI, ejemplo de monitor de uso general

Entrando ya en los modelos profesionales para artes gráficas (fotografía, preimpresión, diseño web, etc.) encontramos la serie ColorEdge en Eizo, la serie MultiSync P/PA/SpectraView Reference en NEC y la serie SW/PT en BenQ. En estos modelos se mantiene el panel IPS pero además pasamos a contar con una cobertura prácticamente total del espacio de color AdobeRGB (Salvo en los modelos NEC MultiSync P242W y Eizo ColorEdge CS230, de gamut sRGB) así como funciones electrónicas adicionales orientadas a conseguir una mejor visualización y reproducción, como la compensación de uniformidad electrónica y la integración de LUTs de gran capacidad (Lookup Tables, elemento que se podría definir como el elemento que principalmente procesa la señal de entrada proveniente del PC y mapea la señal de salida de forma acorde. A mayor capacidad de la LUT más refinado será el resultado de este mapeo).

Concretando dentro de estas series la gama ColorEdge de Eizo se subdividiría entre los modelos de la serie CS (gama de entrada a ColorEdge) y la serie CG (gama más completa), contando ambas con un software de calibración propio llamado ColorNavigator incluido de serie que calibra el monitor por hardware, esto es de forma automática y a nivel interno del propio monitor sin que el usuario tenga que preocuparse de realizar ajustes manuales en los menús del monitor a través del OSD. Este programa eso sí requiere de un instrumento de calibración que pueda llevar a cabo las mediciones necesarias para la calibración y perfilación del monitor, y en este punto encontramos una de las principales diferencias entre estas dos series.

La Serie CS no incluye la visera de serie (disponible en pack o por separado) y requiere de un instrumento de calibración externo (como el i1Display Pro o el Spyder5 por ejemplo) mientras que la serie CG en cambio ya cuenta con un sensor de calibración integrado en el propio monitor, lo cual permite que la calibración resulte autónoma y no dependa de instrumentos externos hasta el punto que resulta posible programarla para que se lleve a cabo en un momento específico sin necesidad de que haya nadie presente.


La serie CG incluye también de serie visera antirreflejos, y su electrónica interna también ofrece una serie de funciones relacionadas con la edición de vídeo (en los modelos CG con LUT 3D, la excepción serían los modelos CG2420 y CG2730 que carecen de estas funciones, contando con un sensor de calibración integrado algo más básico que el resto de modelos por lo que no admiten funciones de validación posterior a la calibración).

Monitor EIZO ColorEdge CG277Eizo ColorEdge CG277, con sensor de calibración integrado

En los modelos de NEC (MultiSync P/PA/SpectraView Reference) a nivel de hardware estaríamos hablando de un mismo punto de partida, si bien los modelos de la serie SpectraView Reference serían los más completos al incluir de serie visera antirreflejos así como el software de calibración por hardware llamado en este caso SpectraView Profiler. Estos monitores no cuentan con sensor de calibración integrado, por lo que requieren para el uso de este programa de un instrumento externo. Su cobertura a nivel de garantía también es mayor que en los MultiSync PA (5 años frente a 3), y si bien la serie PA también es compatible con calibración por hardware para ello además del instrumento también debería adquirirse por separado el software de calibración compatible, que sería o bien el SpectraView II (desarrollado por NEC Estados Unidos) o bien el basICColor Display (desarrollado en Alemania, este programa es el utilizado en los SpectraView Reference como versión OEM llamada SpectraView Profiler).
Sin uno de estos programas podemos calibrar igualmente el monitor con el software de calibración que incluya el sensor correspondiente (por ejemplo el i1Display Pro usa un programa llamado i1Profiler), pero estos programas no tienen acceso a la LUT interna del monitor, por lo que la calibración no será tan precisa.

SpectraView Reference 241En la serie SpectraView Reference se recomienda la compra de un pack con calibrador para sacarle todo el partido

BenQ supondría la adición más reciente a nuestro catálogo de monitores y ofrece una relación calidad-precio muy ajustada en modelos como el SW2700PT que incluye de serie visera y software de calibración (que nuevamente depende de un instrumento externo para su uso).

BenQ Monitor SW2700PT 27" IPS LCD

SW2700PT,  de BenQ

Cabe tener en cuenta que en los modelos de monitor profesionales podemos llegar a trabajar con una señal de 10 bits (frente a los 8 bits habituales) bajo ciertas circunstancias, que serían el uso de la entrada HDMI o DisplayPort y la compatibilidad con señal de 10 bits del resto de elementos relacionados en la transmisión de la señal de vídeo (cables, tarjeta gráfica, drivers, software sistema operativo, etc.). Un equipo compatible con señal de vídeo de 10 bits sería la opción ideal para sacarle el máximo partido a estos monitores.

Una vez conocemos los puntos distintivos de cada serie podemos centrarnos en otros elementos como el tamaño de pantalla y su resolución para ir limitando los modelos disponibles, siendo los más habituales:

  • 24 pulgadas: 1920×1200 píxeles
  • 27 pulgadas: 2560×1440 píxeles

Hay por otra parte una serie creciente de modelos de resolución 4K (3840 x 2160 y algún modelo con 4096 x 2160), cuyo uso está pensado mayoritariamente para edición de vídeo.

monitor EIZO ColorEdge 4k

Últimos detalles a valorar serían las dimensiones físicas del monitor en relación con el lugar donde se ha de ubicar y los tipos de cable incluidos con el monitor, para comprobar si se incluye el necesario para conectarlo a su equipo o bien necesita comprar algún cable especial por separado como por ejemplo un cable USB-C a DisplayPort en los ordenadores más recientes de Apple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies